Administración III – Unidad III

Publicado: junio 20, 2013 en Administración
Etiquetas:, , , , ,
Fuentes de Financiación.
Cuando una empresa decide acometer un proyecto de inversión, uno de los factores prioritarios a tener en cuenta para determinar la viabilidad financiera tanto a corto como a largo plazo es la correcta elección de los fondos con que se financiará el proyecto.
Los recursos financieros en la empresa, en general, pueden provenir de:
  • Recursos propios de la empres: Capital.
  • Recursos generados por la empresa y que no han sido repartidos: Reservas.
  • Recursos aportados por terceros sin exigencia de devolución: Subvenciones.
  • Recursos ajenos.
Podemos distinguir las siguientes fuentes:
Fuentes Internas:
  1. Recursos Propios.
  2. Recursos Generados por la Empresa.
Fuentes Ajenas:
  1. Préstamos Bancarios.
  2. Créditos Bancarios.
  3. Leasing.
  4. Renting.
  5. Pagarés Empresa.
Recursos Propios.
Toda empresa genera, en su constitución unos recursos por las aportaciones de los propios accionistas o socios para poner en marcha la actividad: capital social.
Ventajas: son fondos que aportan a la empresa libertad de acción. El empresario arriesga sus propios fondos y los que genera la empresa.
Desventajas: Riesgo de pérdida de capital por parte del empresario. No conocer cuál va a ser la remuneración del capital aportado por el empresario.
Recursos Generados por la Empresa.
En este apartado se incluyen todos los beneficios que la empresa no distribuye y se quedan en forma de reservas. Pueden ser: Legales, Estatutarias, Voluntarias, Operativas o Provisiones.
Recursos Ajenos.
Son todos los fondos obtenidos de terceras personas, de forma temporal, teniendo que ser devueltos en una fecha o fechas determinadas. Por la obtención de estos recursos ajenos, la empresa se ve obligada a satisfacer a los prestatarios un interés en concepto de remuneración por el préstamo, más la prima de riesgo que el prestatario considere conveniente repercutir.
Analizados desde una perspectiva temporal, se pueden dividir en:
  • A largo y mediano plazo: cuando la duración es superior a 12 meses. Su finalidad es financiar las inversiones productivas necesarias para el desarrollo de la actividad de explotación.
  • A corto plazo: cuando la duración es inferior a 12 meses. Su finalidad es financiar la actividad comercial de la empresa.
Los recursos a corto plazo deben ser abonados con los ingresos producidos por la actividad corriente de la empresa, estando en consonancia con el período medio de maduración.
La suma de los recursos propios y ajenos, a medio y largo plazo, constituyen los recursos permanentes de la empresa.
Ventajas: Incrementan la rentabilidad de la empresa, siempre que la rentabilidad obtenida sea superior al coste de financiación y que éste sea inferior al coste del capital propio. Algunos recursos ajenos poseen incentivos fiscales. Potencia la política financiera por negociaciones en el tipo de interés según la perspectiva del mercado.
Desventajas: Debe generar recursos suficientes para atender el pago de las deudas. El endeudamiento elevado y concentrado en pocos acreedores puede condicionar la toma de decisiones empresariales, incluso la incursión de acreedores en la actividad.

Nos vemos en el aula……
Anuncios

Aquí puedes dejar tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s